El Sacramento de un Pecado.

Desde este fin de semana he tenido la gran necesidad de escribir algo. Es una necesidad muy profunda, casi viciosa la mía. Lo curioso es tener aquella necesidad, pero sin tener algo en qué plasmarla, sin poseer alguna inspiración. Pocas veces me sucede, y así como sucede, es muy angustiante. Hoy tuve la idea que retoñó para ser escrita.

Como bien conocerán aquellos amigos míos que han leído mis poemas y poesías desde que empecé, yo adopté un estilo peculiar en diversos escritos como lo es el relatar una historia, o así mostrar, y dividir la obra en diversas partes, como cuan relato o novela que maneje esto. Es algo que me gusta crear, ya que detalla más lo que deseo expresar en el tema que deseo tocar. Esta vez, escribí algo bajo estos términos, lo cual compartiré en un pedazo de aquella “historia”.  Y para esto servirá esta sección o categoría, para plasmar aquellos textos poéticos que he escrito y pueda el lector apreciar y criticar en cualquier punto de vista lo que yo escribo.

“El Reino del Rey Solitario Parte I: El Sacramento de un Pecado.

I

Se avistaba la tormenta crisálida de buena fe.

El silencio arropó a los testigos,

Cambiando el destino de aquellos centrados en sus vidas;

En sus momentos de amargo egoísmo.

II

Las princesas miran el último atardecer de sus fantasías.

Los caballeros se sofocan ante el enigma de qué pasará al amanecer.

Todos se arrodillan ante la pasión de lo que debía ser,

De lo que eran aquellos pasajes divinos que relataban un claro alegre.

III

La oscuridad es una luz desquiciante ante la desdicha de los pueblerinos.

¿Será que las flores seguirán en el Edén cuando volváis a abrir los ojos?

¡No hay regreso a un ayer de oportunidades!

¡No hay más de lo que ahora, ni menos de lo que os tocará al pasar de las horas!

IV

La brisa se lleva las décadas que nacieron en los umbrales de una época.

Llega el final de un principio para unos,

Llega el final definitivo para los otros.

La vida os cobra el diesmo del reino.

V

Y sale el sol mostrando luz sobre los mismos terrenos.

Se asoman las miradas confusas sobre lo que es y no era, lo que no será y fue.

¿Volveréis a idolatrar a los ancestros del pecado?

Que ya no sois población de puritanos.

VI

Sois vagantes del reinado escondido.

Almas prófugas del fuego justo y astral.

Ya ni por las calles llegan los forajidos,

Pues el reino siempre estuvo extraviado entre el cielo divino y la tierra ancestral.”

-Lunes 25/04/11. Escrito por Alejandro Viloria.  (El resto estará publicado en mi canal de YouTube próximamente)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s