Pétalos de una Rosa de Invierno

 Cuándo no veía yo caer las lágrimas de lo que quedó en primavera.

Aquel llanto que usurpaba el silencio hipnotizante de ese invierno.

Todo era un blanco que arropaba los colores de antiguas épocas.

Todo estaba muerto, estando yo ciego.

 –

La vida estaba escondida entre el caer de la nieve y las esperanzas del ayer.

El océano era suelo y el suelo era un mar de melancolía.

El día daba lo mismo que la noche, mientras la niebla se comía la vista.

Era la misma monotonía de cabalgar la miseria en vísperas de placer.

 –

Cuándo no veía yo todo sometido por el invierno,

Sin que sonara un cántico de las aves que naufragaban los puntos cardinales.

Y sólo se avistaba una frondosa rosa silvestre,

Que en su panorama hablaba más que en su naturaleza, que me hablaba a mí del fuego interno.

Me mostraba, sin decir nada, la verdad de esta tundra en la vida.

Que toda primavera se duerme en el invierno…

Que la esperanza se duerme en el frío del silencio.

Cuándo no vi yo una rosa más hermosa en aquella soledad tan fría.

-Viernes, 03/06/11. Escrito por Alejandro Viloria (extracto de Poesías de Invierno)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s