Déjà Vu.

Hoy me detengo, detengo mi vida, y miro hacia atrás… atrás hacia el pasado.

Te veo con tus ojos tímidos preguntándome si todo ocurrió, si todo lo que te prometiste hacer se ha cumplido.

He de agacharme a decirle a tu rostro inocente que no, hoy no es el día, ni tal vez en el mañana halado.

Que dejé correr el tiempo y el viento se llevó lo que una vez soñaste y dijiste; que se ha ido, es lo que digo.

Soy un mentiroso, confieso de nuevo, niño, y hoy miro hacia atrás a ver qué se ha conservado.

Esa mirada tuya… Ésa que yo recordé y tuve.

No llores mis pecados, que yo he de sufrirlos el doble;

Porque digo ser hombre y no soy ni la mitad de eso, soy un híbrido en el tiempo.

Dejé lo que era importante y al azar lo lancé a flote…

Me acerco y dósilmente te digo, niño mío, que no dejes que estas palabras te rompan.

Que hoy he de conservar una sola cosa y es que sigue intacto el deseo.

Nuestra inocencia sigue allí latiendo y fluye como el mar enbravecido por el Olimpo.

No te prometo ir a cumplir sueños partidos por mis errores,

Pero he de confirmar que miraré al futuro prohibido, y conversar con las metas que no han nacido.

No morirán nuestras palabras en esta cadena perpetua,

Se han de filtrar era por era, mientras sigas naciendo, niño.

No he de ser nadie para confiar, pero prométeme que no serás lo que soy en esta existencia.

Que cuando te detengas y mires hacia atrás,

Le digas al niño que vendrá que traes contigo el mundo que él ha prometido,

Que quizás falte por cumplir, pero ahí están los frutos de aquel viejo árbol nuestro.

No llores, que yo lloro. No hay que llorar un funeral de nadie.

Ya cuando te amarres mis calzados, estaré divagando en la eternidad.

Sólo puedo prometer algo que he de poder cumplir, niño,

Prometo ser fuerte y vivir.

Vivir los sueños que yo hoy dejo florecer, aquellos que tú madrugaste en el retoño de un amanecer.

Te pido no me vuelvas a ver…

Que mires al nuevo yo que irá a nacer.

Que cumplas con el pasar del tiempo tus propias metas, niño,

Soy optimista y confío en mí mismo.

No dejes que nadie arrebate lo que me han quitado en el mundo de mis culpas…

Y serás mejor que yo, porque yo seré mejor que hoy, y tú que mañana.

Hoy miro hacia atrás, atrás al pasado y miraré al norte, a ver qué me dice el futuro…

-Viernes, 15/07/11. Escrito por Alejandro Viloria.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s