Renacer.

Mirando me quedé, sin pestañeo alguno a tu cabellera

Lisa y tersa, como riachuelo de belleza que adorna tu lindura y retoca tu sonrisa.

Pasaste de largo dejando la estela de tu perfume de flores de primavera,

Cerrando mis ojos, desapareciendo agonías y las tristezas,

Y con una sonrisa volteaste y me miraste el corazón.

Abrí mis ojos en el momento exacto para perderme en los lagos de tus ojos,

En el latir de mi corazón y en los pensamientos vagos.

Dijiste unas palabras mudas a mis oídos, sólo vi tus labios moverse,

Provocando el colapso de mis temores…

Y te fuiste dejando huellas en mi ser, dibujando dudas…

Dibujando las dudas de qué pudo suceder.

Y tu cuerpo delicado se perdía entre los colores de un atardecer…

Te fuiste y me dejaste una sonrisa,

Y yo me perdía con el paso que dabas, y en las ganas que tenía.

Me dejaste un vaso con esperanzas y un camino sin prisas,

Dejaste mi memoria muda y mis sentidos dormidos,

Dando sepultura a mis amarguras,

Abriendo paso para que deslumbre un nuevo renacer.

 

-Escrito por Alejandro Viloria. Sábado, 14/09/13, del poemario “Ráices”.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s