Conversación.

“Yo no sé lo qué es el amor. No sé amar, no tengo idea de qué debo entregar… ¿y por qué debería entregar yo algo?”- dijo él ante la luz de la fogata.

“El amor es por lo que nacimos”-hizo una pausa ella mirando la fogata-“…Es energía que está allí escurriéndose en este mundo… nacemos para buscarlo. Y lo buscamos porque nos hicieron con ello, pero apenas lloramos desgarradoramente al ver la luz por primera vez, esa energía se va, y nos deja ciegos del alma… ¿O no sientes tú eso cuando la gente se mata entre sí por cualquier material que los acerque a tal sensación?”-terminó ella mirándolo.

“¿Por qué buscar algo que se supone y está allí?”-seguía cuestionando él.

“Porque no lo vemos, no sabemos mirar con el corazón. Sólo percibimos con cosas físicas, o a eso nos acostumbramos; que lo de acá es la realidad, siempre despreciando el lado espiritual, el lado de la sensaciones plenas”.

“¿Y qué debo hacer para sentirlo?”

“Debes dejarte ir… Debes soltar tus sufrimientos, porque volverás a sufrir, pero cuando sufras nuevamente y estés limpio, cuando tengas a alguien por quien tu corazón lata, ese sufrimiento será lucha, será un sueño. Esa emoción te invadirá, te hará caer, y te levantarás. Luego te enamorarás de la vida, sufriendo o riendo, y te darás cuenta que estarás lleno de tanto, que te tocará caer rendido ante los brazos de aquella persona que tanto habías añorado”-contestó ella, tendida, mirando al cielo estrellado.

-Escrito por Alejandro Viloria, de la novela “Moira” (estructura).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s