20 Días de Paradoja. Acto 10:

 

“Sabes de qué trata esto… esto de sufrir y seguir sufriendo por un capricho”, dijo ella con una sonrisa que contradecía totalmente el peso de sus palabras. Y entonces ella suspiró. Era entonces cuando hicimos un grupo de trabajo tratando temas de psicología en la clase. Una simple materia nada más, pero traía estas situaciones a flote, y el sin saber sobre qué decir ahogaba más a las personas en la incomodidad. Y eso me hizo pensar que era una buena pregunta, porque mientras más difícil era, más era la ansiedad, más era el sufrir de no tener eso que deseamos. Era un egoísmo maquillado con optimismos y mensajes de lucha. “Yo creo que cuando se trata de una persona, se hace más evidente”, continuó ella en su monólogo, los demás estábamos sólo oyéndola y dejando ir los pensamientos. Y yo pensaba en lo que decía, habían cosas que no comprendí en ese momento, pues nunca me había enamorado de tal forma como para desear por encima del querer o de lo que es correcto, eso de amar hasta que sufres, amar a solas, no lo veo algo lógico. Continuamos el trabajo y olvidamos el tema. Ella era Florencia, una muchacha intrigante y seria, pero con drásticos cambios de humor; a veces no era lo que pintaba, si estaba seria, era alegre, si era alegre, era un sarcasmo amargo como cáscara de limón.  Pasaron los meses y nos tocó el último trabajo de psicología.  Era sobre una filia y una fobia, una exposición, valía mucho. Nos tocó en pareja y Florencia estaba a mi lado siempre, no hablábamos mucho, sólo de tareas y el saludo cordial para no ser maleducados.

Nos miramos y no éramos muy extrovertidos en el salón de clases, sabíamos que debíamos hacerlo juntos. Yo sentí desagrado, supongo que ella también lo sintió de igual manera. Escogimos la Ermitofobia, el miedo a estar solo, y la Basoexia, la excitación sexual únicamente por medio de besos.  Nos reuníamos en la biblioteca y resolvimos trabajar juntos.

-¿Tú le tendrías miedo a quedarte solo? –soltó ella de la nada. –Si se trata de estar solo, no veo el miedo, a veces disfruto de ello… puedo liberar mi mente –respondí. Ella se quedó mirándome a los ojos, y me incomodó aquello. – ¿Qué pasa? –pregunté. –Me refiero a si tienes que morir solo… ¿Acaso no te daría miedo verlo de esa forma? –Obvié la respuesta e insistí con la respuesta a tal pregunta tan espontánea. -¿A qué viene esa pregunta tan de repente, Florencia? –pregunté con más seriedad. –No debes ponerte así, sólo pregunto por preguntar, pues a mí me da cierta melancolía verme en una posición así, el tener que vivir y morir sola. –dijo ya en un tono más sentimental. –A mí me da miedo. –dije yo súbitamente –La soledad es un concepto lleno de ansiedades, y creo que perder a mis seres queridos, o no hallar el amor a futuro, dejándome estancado en mi realidad, sería algo un poco trágico –continué. –Veo que es un miedo fuerte el tuyo, más allá del que pudiere tener yo. Opino que sentirás realmente a la soledad cuando mires a tu espejo y no veas tu reflejo. –comentó Florencia mientras redactaba su parte del trabajo, yo me detuve. – ¿A qué te refieres? –me intrigó bastante su comentario. –Digo que nunca estás completamente solo, te tienes a ti mismo si te sabes valorar, y creo que quien es religioso tiene a su Dios, es un bonito concepto verlo de tal forma. Sólo que nos inducimos a la soledad porque no estamos con quienes queremos estar, y pues, tú lo dijiste, no soportarías no estar con tus seres amados, con el amor de tu vida. –respondió ella con cierta libertad en sus labios, sus gestos eran de libertad, fue raro para mí. -¿Crees que yo moriré solo? –dije sin querer, mi subconsciente me había traicionado, y ella lo notó en mi mirada de asombro. –Opino que eres una buena persona, y las buenas personas sufren, pero se les compensa en algún momento de sus vidas. –me respondió con una sonrisa, jamás la vi sonreír en estos años que tenemos estudiando en la secundaria, me sentí bien, pues noté su sinceridad con tal gesto. Cambiamos el tema, y creo que jamás me sentí tan bien hablando de la soledad en mi vida… 05/05/00, 01/07/00.

un_hombre_s_lo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s