20 Días de Paradoja. Acto 11:

Amanecerá y volverá a anochecer…

Terminé encontrando a Caroline a los días de cuando me le confesé, ella no quería hablar conmigo, hasta que por fin decidió atenderme después de visitar tantos días su casa sin recibir respuestas. Ya todos lo sabían, pero no me importaba, me importaba recuperar algo de ella. Ella salió y caminamos hasta el parque, no hablamos durante el camino. Fue el momento más fuerte que he vivido, incluso más que verla huir de mí en una noche que se supone es de amor y de compartir, como lo es la noche de Navidad. Recuerdo que ella empezó a ceder durante los últimos 3 días, incluyendo hoy. Siempre que iba sólo contestaba su madre y me miraba a veces con rabia y a veces con lástima, incluyendo la curiosidad… Caroline no debió decirle mucho en esos momentos. Me quedaba en el parque, justo en dirección a su ventana, donde ella, sabía yo, se asomaba y me veía. Al siguiente día ella le dejaba recados a su madre, mensajes para tratar de alejarme de ella, comprensibles de cierta forma, en vista de que me veía llegar a la misma hora y me quedaba siempre un rato más de lo que me quedaba en el intento anterior, hasta que, por fin, estamos en este instante. No existen las casualidades, mucho menos cuando se quiere tanto a una persona.

-Hay tantas cosas de qué hablar… -dijo ella, ya habíamos llegado al parque. –Sólo quiero que hablemos de ello, de nuevo, desde cero, ahora que me has permitido verte. –dije yo. –Dime claramente qué quieres hacer con todo esto, Antoine. ¿De qué sirve revelar algo tan poderoso sólo por el hecho de hacerlo? –ella me miraba seriamente y hacia esta pregunta, yo me sentía tranquilo, pero sabía que todo volvería, nuevamente, a cambiar entre nosotros. –Pasó mucho tiempo, Caroline, desde que te vi me atraías y nunca tuve el valor, sino hasta ahora, de hablarte. Me parecías una persona diferente a las que he conocido, y de la curiosidad pasé a la atracción. Poco a poco la atracción se tornó en un enamoramiento en solitario que fue callando hasta que no pude aguantar, y, pues, confiando en nuestra amistad, quería revelarte esto, deseaba sincerarme y sentí que merecías saberlo. Con respecto a lo que deseo, quiero una oportunidad, pero del querer a lo que realmente puede suceder hay diferencias… Y no sé qué es lo correcto en este punto… -dije y me quedé allí, pues lo demás era un enigma para mi ser. –Yo deseo ser clara contigo, decirlo de mejor forma, sólo te veo como un amigo y me duele verte así, pues te quiero mucho, Antoine. También sé que, con esto que me dices, más allá de la amistad, me ves como alguien con quien quieres estar, y poco a poco eso te irá erosionando a ti y a mí. No puedes esperar de mí algo que no puedo y no siento que debo dar. Sólo esto puedo darte, mi amistad, así que no uses eso como camuflaje a tus deseos; jugando a que el tiempo estará a tu favor sin importar cuánto pase… -sentenció con sentimientos a flote Caroline, nunca la había oído hablar tan seriamente y tan segura de algo. Me di cuenta no sólo que ella tenía razón, sino que todo estaba destruido, pues yo la quería a ella como algo más, y ella me quería como esto, una amistad de pergamino.

Sabía que entra incongruencia entre ambos no terminaría bien, decidí fingir una aceptación de sus palabras, con mucho dolor, pues detrás de mi deseo había este querer… un cariño por ella que no sentiría por nadie más, fuere amigo o fuere algo más, perdería eso, y a ella, todo por la inmadurez de nosotros los jóvenes.
-Tú, vuelves a mí, y me duele dejarte así, pero no puedo llenar eso que buscas. Sólo esto puedo ofrecerte… y me duele, porque, no podemos hacer nada. –dijo ella para cortar nuestro silencio, y así era, ella lo comprendía también. –Me iré a vivir lejos, Antoine, y me siente mucho tener que dejarte así y que quedemos de esta manera. –se le vio una cara de tristeza. Ella me quería, pero ese querer no me satisfacía, y así somos los hombres y las mujeres; nunca hay un balance, y ese desbalance nos une o nos separa, supongo. –Tantas palabras, y todo cambia tan rápido. Es difícil no sólo aceptar esta situación para mi mente, sino que mi corazón no lo digiere, no lo precisa, Caroline. No teníamos años juntos, no estuve en tus 15, ni en tus otros momentos importantes, pero siento que este año fue muy valioso a tu lado, porque conocí tanto de ti y me quedó tanto por conocer. Sin duda alguna, has marcado mi persona con tu presencia, y tu sonrisa. –dije yo con la voz un poco ida por los sentimientos que fluían…

Ella no dijo nada, empezó a llorar suavemente y sólo me abrazó. Esto es el amor. No es que se gane o se pierda, es que se sufre ganando y se sufre perdiendo. Quien gana goza de un amor invaluable, o un amor que se gasta y se pierde; un espejismo que deja algo. Quien pierde, sufre y el tiempo cose sus heridas con el caminar del Cosmos, y queda el recuerdo neutral; un recuerdo sin felicidad, sin amargura, sólo el recuerdo de lo que se vivió. Después de ese abrazo, lloré en la noche y cuando desperté. Caroline se iría a vivir a otro estado, un lugar que nos iría acostumbrado a estar distanciados. Que nos forzaría a aceptar esta realidad. La despedí en el aeropuerto, y me dejó un cascanueces azul, como el vestido que llevó el día en que se rompió todo. “Feliz Navidad, Año Nuevo, Feliz Cumpleaños. Quiero que sepas que te quiero de verdad, y así quedes siendo una memoria, te recordaré con aprecio, Antoine. Gracias por todo y perdón por lo que pasó.” Fue lo último que me dijo y siempre recordaré sus palabras. Fue el inicio de este desamor, de esa paradoja mía que moldearon un nuevo yo, alguien que busca mejorar y que busca precisar vivir el amor en todo su esplendor, en todas sus facetas, pues el amor es lo que nos mueve y nos lleva, ¿no es así? Y no podemos hacer nada. 04/01/04, 05/01/05, 06/01/05.

parque-letna

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s